Fular Portabebé

🍼¿Cómo elegir un fular portabebé
bueno, bonito y barato?
mamá con fular portabebe

¿Qué es un fular portabebé?

El fular de porteo es una larga pieza de tela que te permite llevar a tu bebé contra tu cuerpo (frente o espalda). Es una gran manera de mantener las manos libres y para un bebé, es lo más parecido a estar de vuelta en el útero; escuchar el latido de tu corazón, sentir el calor de tu cuerpo y acurrucarse mientras se mueve puede ser calmante para un recién nacido.

El fular es un accesorio utilizado por muchas culturas diferentes desde hace cientos de años. Los fulares difieren de las mochilas portabebés en que no tienen estructura, ocupan menos lugar, no llevan clips, hebillas o botones y se pueden utilizar desde el nacimiento (las mochilas evolutivas o con cojín también). Pero a diferencia de las mochilas debes aprender a utilizarlos correctamente, ya que si no puede ser peligroso para el bebé. No te preocupes que más adelante te enseñaremos cómo 👌

Los fulares contribuyen a la filosofía de crianza con apego, muy importante, sobre todo durante esos primeros meses para crear un fuerte nexo filial con nuestros hijos.
Es necesario que, como padres; le brindemos a nuestros hijos el tiempo necesario de gestación externa que tanto necesitan y que no sólo será beneficioso para ellos sino para nosotros también.

Hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre los fulares portabebé, la diferencia con las mochilas de porteo, como anudarlos y un listado a continuación con las mejores ofertas en Amazon para que compres el tuyo al mejor precio 👇

Las mejores opciones de Fular Portabebé para comprar éste 2018

¿Fular o mochila portabebé?

En el artículo Mochilas Portabebés hicimos una tabla de los pros y cons del fular en comparación con la mochila por si quieres profundizar un poco sobre ellos. Sino quédate con nosotros que te resumiremos las principales diferencias:

Tamaño

La primera razón para elegir un fular sobre una mochila es el tamaño. Cómo te comentábamos al principio del artículo los fulares portabebé son una larga tira de tejido que se puede plegar muy fácil y que no ocupa tanto espacio como una mochila. Puedes llevarlo fácilmente en la mochila porta pañales o en tu bolso.

Aunque a simple vista no parezca una razón de peso, si lo es. El fular te permite la espontaneidad de portear a tu bebé en cualquier momento sin que te hayas preparado para ello previamente.

Precio

Los fulares son por regla general más económicos que las mochilas. Esto tiene todo el sentido ya que son muchos más sencillos y requieren de menos desarrollo.

De todas maneras encontraremos que hay una gran diferencia de precio entre las distintas marcas. Esto se debe generalmente al tipo de tejido utilizado. Y también, como en todo, a la marca.

Una de las cosas importantes que hemos tenido en cuentas en nuestra selección de los mejores fulares ha sido su relación calidad precio.

Comodidad

Éste es un terreno complejo cuando se trata de comparar mochilas con fulares.

Por un lado el fular suele ser más cómodo cuando el bebé es más pequeño, mientras a la que va creciendo en peso se hace cada vez más necesario el uso de mochilas, sobretodo los que son de tejido con más elastáno ya que ceden con más facilidad.

Respecto a la comodidad de colocación hasta que no le pillas el truco las mochilas suelen ser más cómodas, ya que es más sencillo colocarlas y no tiene equivocación, mientras que un fular mal colocado puede ser peligroso para el bebé.

Sí es cierto que una vez lo tienes por la mano colocar el fular es comodísimo y muy rápido. Más adelante te enseñaremos cómo aprender a colocarlo de manera correcta y sencilla.

comodidad fulares portabebe

¿Qué es mejor, un fular elástico o de tela normal?

Esta es otra pregunta que nos hacen muchísimo. Aunque el fular es en realidad muy sencillo, vienen de distintos largos y tejidos. Los de tejido más elástico son indicados para bebés más pequeños y padres primerizos que encontrarán más sencillo este tipo de material para anudar. Pero a medida que el bebé vaya creciendo necesitaremos un tejido más firme. Otro aspecto a tener en cuenta sobre el material es que sea hipoalergénico ya que rozará la delicada piel de nuestro bebé.

Hay tanto de donde elegir! Y si bien tener una gran variedad es algo positivo, tanta información puede abrumarnos y desembocar en no saber cuál es la mejor opción para comprar. Para eso estamos aquí, para guiarte durante el proceso de selección.

Además del tamaño del bebé, el tejido que elijas irá de la mano del tipo de nudo que vayas a querer utilizar.

Fular elástico o semielástico

El fular de porteo elástico suele ser recomendado si somos primerizos en el mundo del porteo. Tiene una gran ventaja y es que permite el preanudado. Es decir, primero preparas el fular y luego colocas o quitas al bebé del fular con ambas manos.  Además podrás pre ajustarlo en caso que fuera necesario.

Esta opción de tejido es perfecta si piensas utilizar el fular sólo mientras el bebé sea pequeño. Por que a medida que vaya ganando peso el fular elástico dejará de servirte. Esto se debe a que el tejido cede con el peso del bebé y provoca que éste se vaya bajando, lo cual termina siendo bastante incómodo ya que tendrás que ajustarlo constantemente.

Otra desventaja de éste tejido es que es menos transpirable, por lo cual en verano puede generar mucho calor, tanto para ti como para nuestro pequeño. Si tu bebé nacerá en primavera o verano te recomendamos que busques mejor una mochila evolutiva que sea fresca. Si en cambio esperas al pequeño para climas más fríos ésta opción es perfecta para mantenerlos a ambos abrigados y a gustito.

El fular semielástico soporta mayor peso, hasta 10 / 12 kilos y es más fresco que el fular elástico. Algunos están fabricados con bambú lo que los hace más ligeros.

Por último, otra ventaja del fular elástico o semielástico es que viene en talla única. La longitud de la tela suele ser de 5 metros y sirve para todo tipo y tamaño de porteador.

Fular tejido o rígido

Este tipo de fulares tienen como principal ventaja que duran más tiempo. No porque el tejido sea de mayor calidad, sino que al no tener elastano nos permitirá cargar pesos mayores.

El fular de tejido nos ofrecerá mayor soporte y podremos cargar el peso del bebé hasta el final del porteo sin que éste se nos vaya cayendo o el nudo se vaya aflojando.

En este tipo de fular deberás realizar el anudado mientras sostienes el bebé, es decir, con una mano sostienes el bebé y con el otro haces el anudado. Te llevará su tiempo y su práctica dominar este tipo de anudado, pero no te asustes, piensa que hay miles de padres en todo el mundo que han aprendido a hacerlo. Todo es cuestión de ganas, paciencia y perseverancia.

Otra característica a tener en cuenta con los fulares de tejido es que vienen de distintos tamaños. Dependiendo del tipo de nudo que vayas a utilizar y también de tu propio tamaño necesitarás una talla u otra (Es decir más o menos largo).

Éstas son las tallas más comunes, ten en cuenta que pueden variar dependiendo de la marca:

Tallas Fulares Portabebé:

Tallas Largo del Fular
Talla 2 3,20 metros
Talla 3 3,20 metros
Talla 4 3,70 metros
Talla 5 4,20 metros
Talla 6 4,70 metros
Talla 7  5,20 metros

Nudo preanudado para tu fular elástico o semielástico

Este tipo de fulares tienen como principal ventaja que duran más tiempo. No porque el tejido sea de mayor calidad, sino que al no tener elastano nos permitirá cargar pesos mayores.

Cuando hablamos de anudados de fulares, hay tantos como hay colores. Hay más de 30 formas distintas de anudar. Has escuchado sobre el reto #30días30nudos? Si escribiéramos todos los tipos de anudados este artículo sería eterno, por ello nos vamos a enfocar en el nudo para primerizos, el preanudado. Allí vamos!

Cómo hacer el pre-anudado en mi fular porteador

  1. Localiza el centro de tu fular. Muchas marcas suelen llevar una etiqueta que te ayudará a localizarlo de manera fácil y rápida.
  2. Sitúa sobre tu pecho la parte central del fular.
  3. Manteniendo el medio sobre tu pecho pasa un extremo del tejido por tu hombro hacia tu espalda, y luego repite el mismo proceso con el otro extremo y por el otro hombro. Se formará una X de tejido en tu espalda y los extremos quedarán nuevamente delante. Asegúrate de que el fular ha quedado bien colocado y que está bien pegado a tu espalda.
  4. Los extremos de tu fular ahora estarán delante y colgando de tus hombros Mete los dos extremos por debajo del tejido que ha quedado en horizontal debajo de tu pecho.
  5. Cruza los extremos una vez más pero por delante y llévalos hacia la espalda para volver a cruzarlos una vez más en la zona de la espalda baja.
  6. Por último anuda el fular por la espalda o vuelve a cruzarlo y anúdalo por delante. Para más seguridad realiza un doble nudo.

Aquí te dejamos un video para que te sea más sencillo de entender el proceso.

ESTAMOS AQUÍ PARA ASESORARTE

¿Tienes alguna pregunta?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros. Para seguir navegando acepta las mismas. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar